miércoles, 20 de abril de 2016

Receta Brownie dos chocolates


Toda mi vida he caminado de la mano del chocolate. Desde siempre he reaccionado a cualquier dulce, o postre en general, que desvele ese ingrediente maravilloso. Y esta foto lo desvela.
Y mis hijos, no sé si por herencia o imitación, son exactamente igual. Este brownie me lo pidió mi hija para una quedada con sus amigas. Aunque lo  hiciera yo y esté feo que lo diga, estaba buenísimo.

Mirad qué corte tiene!!! Ese interior cremoso.... qué rico. A mi no me gusta cocerlo totalmente, me encanta encontrarme en el bocado una parte jugosa que se deshaga en la boca, uffff (mis glándulas salivares se activan). 
La idea de hacerlo con dos chocolates fue para que obtener un sabor más suave. No a todo el mundo le gusta el chocolate negro y como era para las amigas de hija, pues pensé que era mejor así. Les encantó. 

Os dejo la receta:


- 150 gr. mantequilla
- 300 gr. azúcar
- 3 huevos
- 1 cucharada de extracto de vainilla
- 150 gr. chocolate con leche
- 100 gr. chocolate negro
- 150 gr. de gotas de chocolate negro
- 200 gr. harina
- 1/2 cucharadita levadura
- una pizca de sal
- 200 gr. nueces

 
 Precalentamos el horno a 175º.
Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa.


 Añadimos la vainilla y los huevos, de uno en uno. Seguimos batiendo y debe volver a quedarnos una mezcla cremosa. Si no ocurre, no pasa nada. Le añadís un poco de la harina que tenemos pesada y se soluciona.


 Derretimos los dos chocolates en el microondas, esperamos un par de minutos a que se enfríen un poco y añadimos a la mezcla anterior.


 Mezclamos la harina con la levadura y la sal y agregamos poco a poco mientras seguimos batiendo. Añadimos las nueces troceadas. Ya casi lo tenemos!!!


 Espolvoreamos una pizca de harina en las gotas de chocolate y movemos bien para que todas queden impregnadas. De esta forma conseguimos que no se vayan al fondo durante el horneado. Incorporamos a nuestra masa y movemos un poco (sólo un poco) para repartirlas bien.


 Engrasamos un molde y lo llenamos con la masa. Horneamos durante 45 minutos o hasta que veamos que se tuesta o hasta que pinchemos y el palillo salga limpio. Cada uno decide el punto que le quiere dar (a mi, ya os lo he dicho, me gusta poco hecho).


 Una vez fuera del horno, lo dejamos reposar en el molde 10 minutos y desmoldamos. Lo ponemos a enfriar en una rejilla y después decoramos al gusto.
Yo uso de "pegamento" una buena capa de dulce de leche.


 Después le puse nueces, chocolate derretido, bolitas de chocolate y más gotas.
Una delicia!!!! Ya veréis y me contaréis.
Y con ésto y un brownie me despido hasta la próxima.

Dulces besosssssssssssss










































Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario