jueves, 10 de diciembre de 2015

Receta Tarta tatin de membrillo




Estamos en época de membrillos. El membrillo es una fruta digestiva y astringente, con alto contenido en fibras y vitaminas. También es baja en calorías... bien!!!!!
El pobre membrillo no es muy popular. La verdad es que su sabor amargo impide que lo podamos comer crudo, aunque seguro que alguien habrá que lo haga. Generalmente, lo cocinamos con mucho azúcar y así compensamos la acidez. 


 Una amiga maravillosa me trajo estas dos piezas grandotas de su huerto, así que tenía que hacer algo dulce con ellas. Al final decidí hacer esta tarta y fue una decisión muy acertada porque el membrillo queda absolutamente delicioso. 

¿Qué necesitamos para hacer esta maravillosa tarta tatin?

- una lámina de hojaldre
- dos membrillos grandes
- 400 gr. de azúcar
- 120 gr. de mantequilla
- 1,5 l. agua.


Comenzamos pelando los membrillos. Los partimos en trozos y ponemos el agua a calentar con la mitad del azúcar. Añadimos los trozos de membrillo y los dejamos cocer durante unos 45 minutos. Transcurrido este tiempo, sacamos de la olla y secamos.
Aparte,en una sartén, vamos preparando un caramelo. Calentamos la otra mitad del azúcar y, cuando empiece a dorarse, añadimos 100 gr. de mantequilla a trozos. Se formarán pequeñas rocas duras, pero no os preocupéis porque luego se disuelven. Incorporamos los trozos de membrillo cocido y removemos hasta que la fruta tome un color dorado. 


 Cuando tenemos el membrillo caramelizado, apartamos del fuego. Usamos los 20 gr. de mantequilla que nos restaban para cubrir un molde, el que elijamos. Puede ser molde de acero, aluminio o pyrex. Yo elegí pyrex. 


 Dejamos reposar en el frigorífico una hora aproximadamente. Cuando esté bien frío, cubrimos con la lámina de hojaldre y remetemos bien por los bordes como si fuera una sábana. La peculiaridad de la tarta tatin es que se hornea al revés. Precalentamos el horno a 180º


Horneamos durante media hora o hasta que empiece a dorarse. Sacamos del horno y dejamos reposar 5 ó 10 minutos.  Desmoldamos en una bandeja y la tenemos lista para servir. 
Se puede tomar tibia o fría, como siempre, a gusto de cada uno. 


 No puede esperar a terminar las fotos para probarla. Deliciosa!!!!

Ya me contaréis. Dulces besosssssssssss







Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario