jueves, 17 de diciembre de 2015

Receta Roscón de Reyes con pepitas de chocolate


Y aquí tenemos una versión tuneada del Roscón de Reyes. La verdad es que cada año echo en falta algo de chocolate en el roscón. Incluso un año llegué a encargarlo en una pastelería y lo pedí de chocolate, pero no dieron con la tecla. Así que este año me he decidido a experimentar. He aquí la prueba:


Próximo capítulo: Roscón de chocolate. Si queréis conocer la historia del roscón y ver un paso a paso más completo y un poquito diferente, leed la receta del Roscón tradicional. En casa, el de pepitas de chocolate fue el ganador absoluto. Estaba tan rico que no le pusimos nada de relleno, era una delicia esa mezcla de azahar con los toques de chocolate, además de estar súper esponjoso. Se me hace la boca agua. 
Como teníamos tres roscones duraron varios días. A partir del segundo, se fueron endureciendo. Un truco: meter 15 segundos en el micro el trozo que vayas a tomar y queda perfecto. 


Vamos a la elaboración. Los ingredientes son:

- 500 gr. harina fuerza (90+110)
- 20 gr. levadura fresca (8 + 32)
- 200 ml. leche (60 + 140)
- 100 gr. azúcar
- 20 gr. azúcar invertido
- 75 gr. mantequilla punto pomada
- 2 huevos L + 1 para pintar 
- ralladura de naranja y de limón
- agua de azahar 
- 100 gr. de pepitas de chocolate

Este roscón tiene tres levados: uno es la masa madre, que se hace el día de antes. El segundo, es cuando está terminada la mas, unas dos horas. Y el tercero, con el roscón ya formado, otras dos horas.
Aquí tenéis un resumen gráfico.



Primero hacemos el prefermento. Calentamos 60 ml. de leche, disolvemos en ella 8 gr. de levadura fresca y añadimos  90 gr. de harina de fuerza. Amasamos bien y dejamos reposar toda la noche. 
Al día siguiente mezclamos en un bol 410 gr. harina, 32 gr. de levadura, 2 huevos. 140 ml. leche, azúcar, azúcar invertida y azahar. Amasamos bien. 
Si no tenéis azúcar invertido, podéis usar miel o bien, hacerla en casa. Podéis ver la receta AQUI. Este ingrediente hace que la masa guarde la humedad, por lo que se conserva esponjoso más tiempo. 


Cuando ya tenemos una masa fina y homogénea, que se despega de las paredes, agregamos las ralladuras y amasamos. Después la mantequilla y volvemos a amasar. 
Por último, incorporamos las pepitas de chocolate y dejamos reposar dos horas. Durante este tiempo la masa doblará su volumen. 


Pasadas las dos horas, amasamos un poco y formamos una pelota con la masa. Hacemos una agujero en el centro y, desde dentro, con mucho cuidado, vamos agrandando el agujero central y dándole forma al roscón. Pintamos con huevo y dejamos reposar otras dos horas. El roscón doblará su tamaño. 


Volvemos a pintar con huevo y ya decoramos al gusto. Yo le añadí almendra laminada, azúcar perlada y más gotas de chocolate. Llevamos al horno precalentado a 175º durante veinte minutos o hasta que esté dorado. 


Una vez fuera del horno, dejamos enfriar un poco y listo para comer. Está bueno caliente, frío, con relleno, sin relleno..... Espero que os guste.

Dulces besossssssssss








Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario