jueves, 8 de octubre de 2015

Receta Sandwich Cake de salmón y pepino



Es una tarta salada!!!! Y muy ligera. 
Vale. Acepto que me emocioné con las flores. A mi favor diré que comenzaba el buen tiempo.  Y a mí me entusiasma ese momento en que empiezas a ver el sol cada día y ponerte los vestidos de tirantes. El comienzo del verano, lleno de cielo azul y flores. Me encanta!!! Y me invade un espíritu flower power que yo traslado a la cocina.

Esta idea la había visto en el blog de mi amiga Conxy Gastroandalusí. Me pareció tan bonito hacer una tarta decorada salada, que me lo apunté en la lista de tareas obligadas y esperé el momento adecuado. 


Me costó mucho trabajo encontrar las flores comestibles, estuve días y días buscándolas. Hasta que por fin encontré éstas. Yo las quería pequeñitas (hubiera quedado mucho más discreto), pero me conformé con lo que había.  
 Las posibilidades que ofrece el sandwich cake son infinitas. Puedes usar aquellos ingredientes que más te gusten (atún, york, tomate, huevo duro...). Yo respeté la idea original porque me encanta el salmón y el pepino. 
Y una noche, nuestro grupo de amigos, organizamos una cena-barbacoa-karaoke al aire libre y me pareció el momento perfecto. Para compensar un poco la barbacoa, los aperitivos y el dulce, jajaja.  ¿Veis? Lleva mucho tomate, jajaja. 


Vamos con el proceso de elaboración, que es muy fácil. Necesitamos:
- 1 bolsa de pan Thins (la compré en Mercadona)
- Salmón ahumado. Usé un paquete de 200 gr. 
- Pepino
- Queso Philadelphia
Eneldo
- Cebollino 
- Tomates cherry de diferentes colores
- Rábano
- Canónigos


En un cuenco, ablandamos un poco el queso con una espátula y le añadimos el eneldo. Movemos bien para que se integren y ya lo tenemos listo para untar. 



Cortamos el pepino en láminas.
A continuación, ponemos una capa del pan (ojo, es media de cada rebanada), la untamos con el queso y le ponemos una capa de pepino.



Añadimos otra capa de pan untada en queso y cubrimos con salmón. Así vamos añadiendo capas hasta que tengais la altura deseada. Alternamos salmón y pepino, siempre con una rebanada de pan con queso enmedio. 


Terminamos con una capa de pan. Cubrimos toda la superficie con queso y ya sólo queda la decoración, que es a gusto de cada uno. Puedes no poner nada, o que se te vaya la olla como a mí, jajaja. 


Una de ellas está decorada por mi queridísima amiga Julia. Nos pusimos mano a mano, con el cebollino, los tomates y las flores en una mano y una copa de vino en la otra. 

Espero que os haya gustado. Dulces besosssssss


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario