martes, 13 de octubre de 2015

Receta Cinnamon rolls con Nutella



Cómo no!!!! 
Yo tenía que hacer esta joya de la repostería con chocolate. Era obvio y casi obligatorio. Mis adorados  cinnamon rolls tenían que tener una versión choco.
Para darle el toque chocolateado había pensado en hacer una ganache, pero al final elegí Nutella porque, como bien sabéis, sufro nutellosis. 



Esta foto creo que no necesita comentarios. 
Eran un bocado delicioso. En casa gustaron mucho, muchísimo!!!! 
Pero, como todo en esta vida, depende del cristal con que se mire y yo sigo prefiriendo los originales. 
Así que, si os decidís, podéis hacer la mitad de la masa de cada sabor y así probáis las dos versiones. 
Vamos con la receta para que podáis poneros manos a la obra YA. 


MASA 
- 240 ml. leche
- 140 gr. azúcar
- 15 gr. levadura fresca
- 115 gr. mantequilla temperatura ambiente
- 2 huevos grandes
- 560 gr. harina (mejor de fuerza)
- 1 pellizco de sal
RELLENO
- 200 gr. Nutella
- 100 gr. azúcar
- 2 cucharadas canela
GLASEADO
-100 ml. leche-
 200 gr. azúcar glas


Hacemos la masa en el siguiente orden: disolvemos la levadura y el azúcar en leche tibia. Añadimos la mantequilla. Después los huevos, de uno en uno. Por último, la harina con la sal. Si queréis ver el paso a paso de la elaboración de la masa, echadle un vistazo al post Cinnamon rolls originales


Dejamos reposar la masa un par de horas y estiramos con un rodillo. 
Esta masa la hice con harina normal y los originales con harina de fuerza. Tengo que decir que es mejor la harina de fuerza, quedan mucho más esponjosos. Pero tenía que probar.


 Untamos la Nutella sobre la masa extendida. La cantidad depende del gusto de cada uno. Recomiendo calentarla un poco, porque si no, se extiende fatal y puedes llegar a hacerle agujeros a la masa.


Espolvoreamos nuestra mezcla de azúcar-canela sobre la Nutella y enrollamos.


Cortamos con un hilo en 12 trozos y los ponemos en un molde. En esta ocasión los puse en un molde de muffins gigantes. Quedan mejor en una fuente de pyrex , un molde grande o sobre la bandeja del horno. Al ponerlos en este tipo de molde, se quedaron por abajo con la forma del cupcake. Si se pone en una superficia plana, quedan rectos.


Los dejamos reposar 60-90 minutos y vuelven a aumentar el tamaño. Precalentamos el horno a 190º y horneamos 25 minutos.

Una vez horneados, dejamos enfriar un poco. Mientras enfrían, preparamos el glaseado y lo ponemos por encima.

Ya sólo hay que tomarlos con un café y la vida se ve de otra forma, lo garantizo. 


Dulces besossssssssssssss







Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario