domingo, 25 de octubre de 2015

Receta Carrot Cake / Tarta de zanahoria


Este bizcocho es espectacular. Esponjoso, jugoso, suave.... con esa mezcla de especias (mmmmmm) y además con mucha verdura. Es el bizcocho perfecto, sin duda.
No sé por qué, pero el bizcocho de zanahoria siempre me apetece hacerlo en otoño. Supongo que los colores de la naturaleza me lo recuerdan: esos marrones, anaranjados....

El caso es que cuando fui a elegir receta para el asaltablog y ví ésta, se despertaron todas mis alarmas y ya veía borroso el resto de recetas. Así que no tuve más remedio que hacerlo. ¡Y yo que pretendía hacer sólo recetas saladas! Qué ilusa, jajaja. No he aguantado ni dos asaltos.

Este mes teníamos que saquear la cocina de Glo. Su blog, Cocinar con amigos, es una pasada. Estoy impresionada con la cantidad de recetas que tiene publicadas, todas maravillosas. 


Puede que me repita mucho, pero tengo que decirlo. Este es el bizcocho más maravilloso del mundo. De verdad, de verdad de la buena. Y, para los que nunca la hayáis hecho, os digo que no sabe nada a zanahoria y éso que es el ingrediente mayoritario. Así que tenemos un dulce muy saludable, no os parece?
A ver, acercaros a la pantalla. Podéis apreciar lo jugoso del bizcocho????



Lo hice para una comida con mis amigos. Cuando lo serví, os prometo que se hizo un silencio. Nadie decía nada. Ni que estaba bueno...nada!!! Y éso que llevábamos toda la comida peleándonos por hablar. Fue una de estas veces que sabes que están disfrutando de verdad.
Y nos vamos con la receta. He tuneado un poco la de Glo, he sustituído la mantequilla por aceite de girasol. Yo suelo usar de oliva, siempre. Pero en esta ocasión, el aceite de girasol le da un toque especial que este bizcocho necesita.


Bizcocho
- 450 gr. zanahorias.
- 3 huevos L
- 350 gr. azúcar
- 350 gr. de harina de repostería
- una pizca de sal
- 350 ml. aceite girasol  
- una cucharada de extracto de vainilla Wilton
- 1 cucharada de canela
- 1 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita nuez moscada

Buttercream de queso (relleno)
- 350 gr. azúcar glas
- 80 gr. mantequilla
- 150 gr. queso cremoso tipo "Philadelphia"

Frosting cobertura
- 300 ml. nata vegetal
- 100 gr. queso cremoso tipo "Philadelphia"


Precalentamos horno a 175º.
La masa la hice en Thermomix, pero todo se puede adaptar. Primero trituramos la zanahoria, no del todo. Reservamos.
Mezclamos huevos, azúcar y vainilla. Batimos bien.


Incorporamos el aceite y las zanahorias. Volvemos a batir. 
Por último, la harina con todas las especias y la sal. Batimos bien y engrasamos el molde que vayamos a usar. 


Yo lo hice en dos moldes de 20 cm. Así queda mucho más jugoso porque el tiempo de cocción es menor. Pero como todo el mundo no tiene dos moldes iguales, se puede hornear de una vez y luego se divide por la mitad.
Horneamos 35 minutos minutos aproximadamente. Si lo hacéis en un solo molde, 60 minutos. Pero recordad que hay que pincharlos para saber que están bien hechos. 


Los sacamos del hornos y los dejamos reposar en el molde unos 15 minutos. Esto es imprescindible porque este bizcocho es muy frágil. Después los pasamos a una rejilla y dejamos enfriar. En la foto los estoy nivelando con la lira, para que queden rectos. 


 Hacemos el relleno. Batimos la mantequilla y el azúcar durante siete minutos. Añadimos el queso crema y volvemos a batir, pero no mucho. No os paséis que se vuelve líquido. Rellenamos nuestros bizcochos.


Ahora preparamos el frosting para cubrir. Batimos la nata vegetal durante siete miuntos e incorporamos el queso. Volvemos a batir lo justo para que se integren. Si queréis ahorrar tiempo, podéis usar el mismo para las dos cosas. La verdad es que la combinación de los dos está muy buena.


Yo sometí a mis catadores a un examen, porque quería saber cuál de las dos cremas les gustaba más. Para simplificar. Y la respuesta de todos fue que la combinación era exquisita.


Cubrimos bien nuestra tarta. No me esmeré mucho en dejarla perfecta porque sabía que luego la iba a cubrir por los laterales. 


Le puse almendra crocanti. Había pensado en caramelizar nueces... pero ese día estaba preparando tres postres a la vez y no tenía más tiempo. La almendra le quedó muy bien. 


La decoré con unas zanahorias de fondant y quedó así de coqueta. Os va a encantar. 

Dulces besosssssssssss














Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario