lunes, 14 de enero de 2013

Receta Tarta de boda y SMB (Swiss Meringue Buttercream)

Tengo diez millones quinientas una tartas, recetas y cursos pendientes de publicar. Se me acumula el trabajo. Necesito un taller intensivo para estirar las horas de día.

Quería compartir esta tarta, que me gustó mucho hacer.



Está decorada con manga, con un frosting de chocolate que tiene Wilton, que "quita el sentío". El olor que tiene es impresionante, de forma, que cuando estás decorando dan ganas de comérselo todo y no dejar nada para la decoración.

Los dos pisos de abajo son dummies. Sólo el de arriba era comestible y era Madeira (la tenéis en recetas). El Madeira es un bizcocho bastante versátil porque es muy consistente, por lo que resulta bastante apropiado para el fondant. Si lo bañas queda muy bueno. Además, le puedes añadir cualquier sabor, lo acepta todo. En esta ocasión le puse Sweet Buttery Dough, de Lorans, que me encanta, lo rellené con ganache de chocolate negro y lo cubrí con Swiss Merengue Buttercream, que os dejo la recetita porque está para chuparse los dedos.

El SMB es un buttercream mucho menos empalagoso que el tradicional. También admite cualquier sabor. Yo en este caso, le puse la misma emulsión que al bizcocho, pero si le poneis aroma de  Algodón de azúcar, está de muerte.



SWISS MERINGUE BUTTERCREAM
Esta receta es una imprescindible. Se puede usar para rellenar tartas, para cubrirlas o para los cupcakes. Lo mejor que tiene es que conserva la consistencia del buttercream, pero no es tan empalagoso. Rectifico. Está bueniiiiiiiiísimo.

Se le llama la receta del 1: 2: 3, porque es muy fácil de hacer y por las proporciones:

100 ml. Claras de huevo

200 gr. Azúcar normal

300 gr. Mantequilla a temperatura ambiente

Se ponen en un bol, al vapor, las claras y el azúcar (¡ojo!  al vapor, no al baño María). Se bate hasta que el azúcar está completamente disuelta (hasta que frotando la mezcla con los dedos, no se note el grano de azúcar). Se retira del fuego y se deja enfriar. Entoces, se monta y cuando la mezcla ya hace picos, se incorpora la mantequilla. Se deja batir unos 10 minutos o hasta que tenga la consistencia deseada.
Habrá un momento en que parece que se ha cortado. No pasa nada, dejad batiendo un poco más a velocidad fuerte y listo. Cuando ya tenga la consistencia deseada,  se le puede añadir una esencia. A mí me gusta especialmente la de algodón de azúcar, pero cualquiera le queda bien.
Yo os recomiendo que uséis claras pasteurizadas, para evitar intoxicaciones. En este caso hay que aumentar la proporción de claras (150 ml., pero el resto de ingredientes, igual).

Cuando la hagáis, me contáis qué tal.

Besossssssssssss

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario