sábado, 16 de julio de 2011

Receta Tarta cumpleaños

09-07-2011

Hola chic@s

Ya sé que os pedí una tarta de cumple, pero me dije: "no van a hacer las demás y yo no...". Así que me puse manos a la obra, me hice varios diseños en papel hasta que encontré la combinación de colores que me convenció.
No sé si os he contado que me encantan las súper-tartas-de-boda-americanas. Tengo miles de revistas sólo de tartas de boda y me apetecía desde hace mucho tiempo hacer una. Así que me la hice, pero para mi cumpleaños.
Tengo que deciros que ésta ha sido la tarta de los desastres. Los enumero:
El primero. Me preparo mentalmente para hacer la tarta. Hago acopio de recetas, modificaciones y utensilios. Me pongo a ello.... y no tenía nada para hacerlos, sólo harina. Me faltaba mantequilla, azúcar, huevos y chocolate. Vamos, que no tenía ná de ná. Las tres de la tarde, 45 grados en la calle y Paz, a Mercadona.
El segundo. Se me hundieron TODOS los bizcochos. Mi deducción es que el calor tan terrible que teníamos también afectó a las masas. Solución: hice masa de cake pops y rellené los huecos  de las tartas-volcán (a grandes males, grandes remedios).
El tercero. El piso de abajo iba forrado de chocolate plástico.....imposible, sólo con mirarlo se derretía. Solución: ponte a hacer más fondant (odio el momento "hacer el fondant").
El cuarto. El fondant con este calor también sufre. Cuando lo puse al piso de enmedio, no es que quedara mal, es que quedó peor. Aquello tenía una pinta de superficie lunar..... momento crisis. Lo arreglé poniéndole una segunda capa de fondant, finita,  y quedó bien.
El quinto y peor de todos: al transportarla (pesaba unos 1.000 kilos), como no podía bien con ella, la llevaba torcida y llegó inclinada, como la torre de Pisa. Quise llorar.
Los pliegues que tiene en medio son producto del calor. Se derritió el relleno por lo que el fondant se arrugó por el centro.
Bueno.... aquí la tenéis:


Me acompañaron esa tarde-noche muchas personas muy queridas para mí. Algunos renunciaron a otros planes, a pasar el fin de semana en la playa (con el calor que hacía). Gracias a todos, os quiero. Aquí os dejo una foto de mis amigas, los papis y los niños pululaban por los alrededores. Yo estoy hecha una pena, como siempre las fotos me odian. También tengo que decir que la tarta no me dejó tiempo para arreglarme un poco, así que otro día pondré una foto mía con un poco más de glamour.


Lo siento por los que no pude invitar, pero tengo limitadas las invitaciones a la piscina. Me costó mucho juntar tantas. Me faltaron dos grupos de amigas, uno vino a los pocos días a celebrar el santo de mi niño. Con otro, tengo una cena pendiente.

A pesar de los desastres, la tarta estaba de muerte. Puede parecer feo que lo diga, pero es la verdad. Una de las cosas que recuerdo, es que cuando repartí la tarta, de pronto me dí cuenta de que más de veinte personas estábamos en silencio..... todos concentradísimos en la tarta, jajajaja. Cuando reaccionaron: "Paz, por favor, ésto es una bomba"..... Y el rato de bromas: "y en el supermercado ¿no se quedan a cuadros cuando vas a comprar chocolate? Seguro que cuando te ven aparecer, lo esconden a la voz de ¡que viene Paz!". Jajajaja, tengo unas amigas con mucho sentido del humor.

El piso de abajo era bizcocho brownie de chocolate negro, relleno de ganache de chocolate negro. El piso de enmedio era bizcocho brownie de chocolate blanco, relleno de ganache de chocolate blanco y el de arriba también blanco, con crocanti (las recetas en el apartado "RECETAS").
Aunque estábamos muchos, sobró mucha tarta. El piso de arriba enterito, pero lo bajé al día siguiente para la merienda. Mirad qué bonito estaba él solito:


Espero que os haya gustado. Creo que otro año no repito. Es la primera tarta de cumpleaños que me hago y, probablemente, la última. Aunque no prometo nada.......

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario